Blog Atlas

Estilo surf, skate, ropa, tendencias, arte, música, cosas que nos hacen sentir stoked!

Calcetines Stance, diseñados para los pies de quienes se atreven a ser diferentes

0.0
Calcetines Stance de chica

¿A quién demonios se le puede ocurrir montar una marca exclusivamente de calcetines? ¿Quién tiene la capacidad de intuir que algo así puede triunfar?

Quizás la respuesta tenga algo que ver con ser capaz de traspasar los límites habituales de nuestro pensamiento. Es lo que hicieron los creadores de la marca de calcetines Stance cuando, en 2009, empezaron a pensar en el papel de esas prendas que usamos a diario y que han sido sistemáticamente ignoradas, desestimando su potencial y dando por sentado cómo tenían que ser, con una creatividad que se limitaba a poco más que el largo y el color.

Partiendo de la base de que no tenían competidores si pensaban en los calcetines como en cualquier otra prenda sujeta a la innovación y la creatividad, decidieron dar vida a estos complementos, convirtiéndolos en medios de expresión para el arte y la comunicación, exactamente como las camisetas o sudaderas.

Calcetines Stance tipo leopardo para chica

Así surgió la marca Stance y así surgió un movimiento que ha atrapado a atletas (Stance ha diseñado los calcetines de la NBA), artistas como la ilustradora Langley Fox Hemmingway, biznieta del famoso escritor del que ha heredado su segundo apellido, o músicos como la mismísima Rihanna. Iconos culturales embajadores de la marca, un grupo de personas que se atreven a ser diferentes y a los que Stance ha bautizado como “Punks y Poetas”.

Calcetines Stance

Pero el éxito de los calcetines Stance no se debe únicamente a su diseño. También su enfoque está basado en la innovación técnica. Y eso, amigas y amigos, podemos explicároslo mencionando la lana y algodón de la mejor calidad que utilizan o los sistemas con los que tiñen los calcetines para que resulten tan cómodos como originales.

Pero seguramente no alcanzaréis a comprender a lo que nos estamos refiriendo hasta que no probéis a llevar puestos unos calcetines Stance. En ese momento, te darás cuenta de que una cosa es ponerse unos calcetines y otra muy distinta ponerse unos Stance.

Compartir: